sábado, 29 de diciembre de 2012

Algunos últimos consejos para este 2013

De la crisis, sólo podemos quedarnos con lo bueno, y de lo poco bueno son todas las cosas que hemos aprendido, juntos, sobre finanzas personales. Cómo ahorrar, cómo endeudarnos, cómo relacionarnos con los bancos, cómo evitar comisiones... son muchos los aspectos que hoy conocemos y que antes de la crisis no.

Algunos aspectos que deberíamos de haber aprendido y tener en cuenta para este 2013 son los siguientes:

  • Aprendamos de los errores. No contratemos productos con alto riesgo como participaciones preferentes, deuda subordinada.
  • Entender lo que contratemos, es fundamental. Cualquier producto que se nos venda como una IPF, tenemos que ver que realmente es así. No tenemos que contratar ningún producto del que tengamos dudas.
  • Preguntar, preguntar y preguntar. Cualquier detalle de nuestra relación con el banco del que tengamos dudas tenemos que aclararlo, pero no sólo de lo que acontece en la actualidad, sino de cualquier circunstancia que pudiera ocurrir en el futuro reciente. Hay que anticiparse a lo que pueda ocurrir.
  • No nos fiemos de los bancos. Los bancos no son nuestros amigos, y lo que intentan es conseguir el mayor beneficio posible para su cuenta de resultados. Poco les hemos importado durante todos estos años y no penséis que cambiarán a mejor ahora.

Teniendo tan sólo estos cuatro puntos claros, partiremos incluso con ventaja frente a ellos.

Y ahora sí... a todos... ¡FELIZ AÑO 2013!

1 comentario:

Turolense dijo...

Los bancos no son nuestros amigos, pero tampoco lo son las compañías telefónicas, ni las eléctricas, ni los hoteles, ni las peluquerías... Todos ellos intentan obtener el máximo beneficio con los límites legales que fija el Estado, encargado de la supervisión y regulación. Y en todas esas empresas, se supone que hay pprofesionales más honestos y competentes y otros menos, como en el resto de profesiones.